¡LA CAMPANA, UNA GRAN ALIADA EN NUESTRA COCINA!

Después del ajetreo de las fiestas y de no para de cocinar, los Expertos, os recomendamos una buena limpieza de nuestros electrodomésticos. Hoy, en nuestro post, os vamos dar unos consejos para limpiar un aparato que siempre nos acompaña al cocinar, LA CAMPANA. Limpiar la campana es esencial ya que su función es absorber los humos y malos olores de la cocina, y si tiene restos de suciedad, no realiza perfectamente su función.

¡Empecemos de fuera a dentro!

Lo primero es limpiar el exterior de la campana. Dependiendo del material del que está hecha utilizaremos una forma u otra de limpieza:

  • Acero inoxidable: Pasar una bayeta con agua caliente y jabón en el sentido del pulido para evitar ralladuras. Aclarar y secar con un paño.
  • Aluminio y plástico: Agua caliente y jabón y aclarar la superficie.
  • Cristal: Pasar un paño con limpia cristales. ¡OJO! No utilizar rascadores y nada similar, ya que podría rayar la superficie.

Lo segundo es limpiarla por dentro. Principalmente se basa en la limpieza de filtros ya que la acumulación de grasa obstruye la absorción y la hace más ineficiente, dificultando la extracción de humos. Para extraer los filtros os recomendamos mirar en las instrucciones de uso del aparato y seguir los pasos. Una vez extraídos podemos meterlos en el lavavajillas o lavarlos a mano. Para lavarlos a mano utilizaremos agua caliente y jabón y en el caso de que tengan mucha grasa utilizaremos un anti-grasas diluido con el agua. Luego simplemente nos aseguramos de que están bien secos y volveremos a colocarlos.  ¡Los Expertos recomendamos la limpieza de filtros una vez cada dos meses! 

¡Si aún os quedan dudas, pasaros por vuestra tienda Expert, y nuestro personal os las solucionarán!