No hay cosa más molesta que se atasque el fregadero de la cocina. Desatascarlo se convierte en una tarea difícil y pesada, por eso, os queremos dar unos pequeños consejos para prevenir y desatascar el fregadero en pocos minutos. ¡Se acabó llamar al fontanero!

Evita usar productos químicos

Aunque en el mercado existen productos químicos muy eficientes, en su mayoría son muy dañinos para el medioambiente. Por eso, os traemos una alternativa más natural para eliminar las obstrucciones a la vez que desinfecta.

Sal y agua hirviendo

Verter 1 L de agua hirviendo con sal por el fregadero. El agua hirviendo ayuda a prevenir los atascos y facilita el buen funcionamiento del fregadero, por eso, os recomendamos hacerlo una vez a la semana.

Bicarbonato con vinagre

Cuando el fregadero se encuentra ya atascado, una solución económica y natural es mezclar unas cucharadas de bicarbonato con media taza de vinagre. Para evitar que se derrame, recomendamos hacer la mezcla en el mismo fregadero y verterlo rápidamente por el desagüe a la vez que se coloca el tapón. Después de 30 minutos, lo conveniente es dejar correr agua caliente para eliminar los posibles restos de la mezcla. Repite el proceso si no ha funcionado.

Ayúdate de un alambre

Aunque este método es menos recomendable para uso doméstico ya que requiere cierta habilidad, con un alambre o percha en forma de U podréis desatascar los tapones mas duros del fregadero sacando toda la suciedad.

La ventosa, una gran alidada

Todos hemos utilizado una ventosa alguna vez en la vida. Su uso es muy simple pero muy efectivo. Esta creará un vacío en la tubería que sacará toda la suciedad que obstruye el paso del agua. Os recomendamos usarla en caso de atascos leves ya que si la obstrucción es muy grande o se encuentra muy abajo, no tendrá utilidad alguna.

Limpia el sifón

Cuando el atasco se produce en la tubería, si tienes experiencia, lo mejor es desmontar el sifón. Lo primero que hay que hacer es cortar el agua para no inundar la cocina. Poner un cubo debajo para que los restos de agua no caigan al suelo y desenroscar el sifón para limpiarlo en profundidad. ¡Rápido y sencillo pero no muy agradable!

Consejos para mantener el fregadero

Revisad los platos antes de depositarlos en el fregadero. Este es el primer y más fácil consejo que os podemos dar para prevenir que el fregadero se atasque.

Por pereza o por descuido, es muy normal que se acumulen algunos restos en el fregadero cuando los depositamos después de comer. Revisa bien antes lo que vas a fregar antes de abrir el grifo ya que una vez corra el agua, los restos se irán por el desagüe si no tenéis un filtro colocado.

Otro consejo, es que no dejéis agua estancada ya que se crearán microorganismos que hará que surjan malos olores.

Y por último, nunca arrojéis aceite al fregadero. Aunque su forma líquida nos haga pensar que correrá junto al agua, ¡error! Esta se irá depositando en las paredes de la tubería y al enfriarse hará que favorezca la obstrucción. Por esto, recomendamos tirar el aceite en envases aptos para ellos y llevarlos a reciclar.

Con estos trucos y un poco de prevención limpiaremos y desatascaremos nuestro fregadero siempre que nos haga falta. ¡Y en pocos minutos! Recuerda que puedes encontrar más consejos en nuestra iniciativa Eco Reto 18,4 para conseguir ahorrar de forma eficiente a la vez que cuidamos del planeta.

¡Expertos en ti, Expertos en tu hogar!