Una vez que hemos dejado el verano atrás y las altas temperaturas empiezan a bajar, es cuando realizamos el cambio de armario. Guardamos el bañador o bikini y sacamos la ropa de otoño/invierno.

Un tejido muy habitual para estas fechas, y muy común a la hora de vestir, es la tela vaquera. No solo en pantalones, sino también en camisas, faldas, chaquetas, etc. Por eso, desde Expert os queremos dar 3 sencillos trucos para lavar este tejido lo mejor posible para que nos dure muchos años.

Vigila la temperatura de lavado.

Los vaqueros normales no deben lavarse a más de 60ºC si no queremos llevarnos un disgusto. En cambio, en los vaqueros con fibras elásticas la temperatura tenemos que reducirla a la mitad (30ºC) y lavarlos con un detergente sin blanqueador.

Lo ideal es realizar un lavado cada varias puestas de la prenda ya que con los detergentes y los centrifugados irá perdiendo color, así que lo ideal es lavarlos solo cuando sea necesario.

Otro consejo que te damos es que pruebes, además de lavarlos a máquina, a lavarlos a mano a una temperatura baja. Sumérgelos en agua con detergente bien disuelto durante unos 30 minutos y escúrrelos bien antes de tenderlos para que no contengan demasiada humedad.

¡Lávalos al revés!

Como te hemos comentado en anteriores artículos, es recomendable cerrar cremalleras, botones y quitar cualquier elemento metálico o que se pueda desprender del vaquero ya que podría estropear tanto la lavadora como el resto de las prendas.

Lavarlos al revés evitará que se queden marcas blancas a la hora de centrifugar o por el exceso de detergente. También tienes que tener en cuenta que en los primeros lavados la tela puede desteñir, por ello, te recomendamos separar las prendas de color más oscuro de las prendas más claras.

Un consejo que nunca falla es la utilización del vinagre blanco durante el lavado. Este no dañará la tela y actuará como suavizante natural.

Cuidado con la carga.

Lo ideal sería que la carga de la lavadora no superase los 3 Kg para que la limpieza sea perfecta. Además, en el caso de no tener un programa específico para vaqueros, se recomienda un nivel de agua en los aclarados alto y un centrifugado máximo de 900 r.p.m.

Ahora que ya has hecho el lavado perfecto, te recomendamos tenderlo al aire libre, a la sobra y del revés ya que así alargarás la vida a la prenda, ¡ah, y pon las pinzas en la parte de la cintura!

Una vez secos, puedes optar por no plancharlos, aunque si vas a hacerlo, hazlo del revés y empieza por la parte de los bolsillos hacia abajo, luego la cintura y, por último, la parte de las piernas.

Ni se te ocurra…

  • Meterlos en la secadora si no es totalmente necesario.
  • Lavarlos en seco, esto podría deteriorar las fibras más rápidamente.
  • Usar detergentes como blanqueadores o quitamanchas, a no ser que quieras unos pantalones con parches de colores.
  • Guardarlos en sucio, podrías encontrarte unos pantalones imposibles de usar de nuevo.

Como ves, lavar unos vaqueros no es nada sencillo, sin embargo, con estos consejos que os damos seguro que los dejáis impolutos temporada tras temporada. Recuerda visitar una de nuestras tiendas Expert y ellos te aconsejarán en el electrodoméstico que mejor se adapte a tus necesidades.

Expertos en ti, Expertos en tecnología