Todos sabemos lo incómodo que es ver la televisión con manchas o polvo de por medio y ahora que estamos en plena Eurocopa y no nos queremos perder ningún partido, te enseñamos unos simples trucos para disfrutar de una imagen nítida y limpia.

Lo primero que hay que hacer es apagar la televisión y posteriormente desenchufarla, no vaya a ser que tengamos un susto inesperado.

Una vez desenchufada realizaremos la primera limpieza superficial para quitar el polvo acumulado. Para ello recomendamos un paño de micro-fibra, un trapo seco y sin pelusa o un pincel de cerdas muy suaves. No utilizaremos en ningún caso trapos o papel derivados de madera, ya que por su material y textura pueden arañar la pantalla.

Una vez limpiado el polvo nos meteremos en terreno más pantanoso, quitar las manchas. Para ello existen productos especiales en el mercado, pero nosotros os proponemos unas soluciones caseras más económicas.

El líquido que os recomendamos es el agua destilada, ya que la del grifo tiene pequeños sedimentos y cal, que no se detectan a la vista y al tacto, pero que pueden estropear pantallas tan sensibles. En caso de que el agua no sea suficiente para quitar las manchas os recomendamos:

  • Agua mezclada con alcohol isopropílico muy bien diluido.
  • Agua tibia con un par de gotas de limpia lavavajillas.
  • Agua con vinagre diluido.

Una vez tenemos la mezcla, rociar un poco sobre el paño, nunca directamente sobre el aparato, y una vez humedecido aplicar en la pantalla de forma suave, sin presión y de forma recta en horizontal o vertical.

Una vez terminado, simplemente dejar secar y enchufarlo de nuevo.

¡Con estos sencillos pasos tendremos el televisor impecable, de forma casera y económica para disfrutar de los mejores contenidos televisivos y goles de nuestra Selección!