Este mes en Expert, celebramos el DÍA DEL PADRE con una fantástica promoción en afeitadoras y barberos eléctricos BRAUN. Por eso hemos querido dedicar este post a la limpieza y mantenimiento de maquinillas eléctricas.

A continuación te mostramos unos sencillos pasos para tener tu maquinilla a pleno rendimiento.

1º. Reúne todos los utensilios que vas a utilizar para la limpieza. Necesitaras el cepillo que viene con la maquinilla o un cepillo de cerdas suaves (como un cepillo de dientes antiguo), el lubricante para maquinillas y alcohol isopropílico.

2º. Recuerda que el agua y la electricidad son incompatibles así que asegúrate de desenchufar la maquinilla de la corriente eléctrica y quitarle la batería.

3º. Comprueba el estado general de la maquinilla, que no haya grietas, golpes y todas las piezas estén en buen estado.

4º. Retiramos el cabezal con cuidado y limpie los residuos de pelos y suciedad del interior prestando mucha atención a las pequeñas piezas del bloque de corte. Utilizar el cepillo con suavidad y delicadeza.

5º. Limpie el cabezal con una solución de alcohol isopropílico o agua con jabón.

6º. El sexto y último paso se basa en secar con una toalla el cabezal, asegurarnos que no queda ningún pelo ni resto de suciedad y volver a montarlo. Una vez montado solo hay que lubricar las cuchillas echando dos gotas de lubricante específico para que funcionen a pleno rendimiento. Una vez terminado solo tiene que encenderla durante 20 segundos y si todo va bien ya estará lista para el afeitado.