Descubre todo lo que puedes ahorrar cambiando tu viejo electrodoméstico por uno de alta clasificación energética. Te mostramos todo lo que puedes ahorrar a lo largo del tiempo. 

La eficiencia energética de un electrodoméstico es la capacidad de un electrodoméstico para realizar su función con un consumo de energía menor. A lo largo de la vida útil de un electrodoméstico, el gasto en la factura eléctrica puede ser varias veces superior al precio de adquisición del mismo. Comprar un equipo eficiente es importante y sencillo de identificar, gracias a la etiqueta energética. La clasificación va del color rojo y letra D (menos eficiente) al verde más intenso y letra A +++ (más eficiente).

A continuación os mostramos los ahorros estimados calculados por ANFEL (Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos Línea Blanca) a lo largo de los años, comparando un electrodoméstico de los que se comercializaba en aquel momento (5,10,15 años y superior)  con uno de muy alta eficiencia energética actual.

FRIGORÍFICO I I CONGELADOR I I LAVADORA I I SECADORA I
5 años 61,16 € 56,90 € 21,21 € 68,49 €
10 años 84,24 € 78,37 € 28,06 € 73,05 €
15 años 101,55 € 94,47 € 36,04 € 82,65 €
Ahorro máximo 153,47 € 142,78 € 53,00 € 114,36 €

Por tanto, mira lo que puedes ahorrar cambiando tu viejo electrodoméstico en un solo año:

Si quieres saber más sobre la eficiencia energética de los electrodomésticos y de todo lo que podemos hacer en nuestro hogar para ahorrar energía y dinero visita nuestra página de Eco reto 18,4, Una iniciativa de Expert para que los 18,4 millones de hogares españoles ahorren energía y dinero con electrodmésticos eficientes.


Fuente: ANFEL (www.anfel.org). Ahorros calculados teniendo en cuenta los precios de la electricidad del 20/11/2019. Precio de la energía: 0,16 €/kWh. Precio medio peaje por defecto, impuestos incluidos. Ahorros medios obtenidos en base a los Reglamentos Europeos de etiquetado energético, considerando para cada tipo de producto el de características más representativas. Consumos por antigüedad obtenidos teniendo en cuenta la clase energética media que se comercializaba en aquel momento (hace 5, 10 y 15 años). Ahorros máximos estimados en caso de antigüedades superiores y/o clasificaciones energéticas inferiores en los aparatos sustituidos.