elegir frigorífico

A la hora de comprar un nuevo frigorífico tenemos que fijarnos en tres cosas para que se adapte perfectamente a nuestra vida cotidiana: características a tener en cuenta, el tipo de frigorífico que queremos comprar y que sea eficiente para evitar un alto consumo energético.

¿Qué características tienes que tener en cuenta?

  • El tamaño del frigorífico: en función del espacio del que disponemos en la cocina.
  • La capacidad (volumen medido en litros) que necesitamos, que dependerá del número de personas que hacen uso de él de forma habitual.
  • El consumo de energía o clasificación energética. A mayor eficiencia, menor gasto de energía a lo largo de la vida útil del aparato.

El frigorífico es el electrodoméstico del hogar que más electricidad consume, no por su elevada potencia sino por el uso permanente y continuado que hacemos de él. Según el IDAE, el 18% de la energía consumida en las viviendas españolas se destina a refrigeración y congelación de alimentos. Por tanto, elegir un frigorífico cuya clasificación energética sea muy eficiente, supondrá un sustancioso ahorro anual energético y económico. Actualmente, existen en el mercado frigoríficos de Clase A++ y Clase A+++.

  • Elegir entre mayor capacidad en el refrigerador o en el congelador: un congelador más grande si realizamos compras con el objeto de consumirlos más adelante; una mayor capacidad del refrigerador cuando los alimentos frescos se compran más a menudo para un consumo inminente.

¿Cuántos tipos de frigoríficos crees que existen?

Según la disposición de las zonas de refrigeración y congelación

  • Una puerta: recomendable para pequeños consumos.
  • Dos puertas: en los que las zonas de refrigeración y congelación están completamente separadas.
  • Combinados (COMBIS): el congelador está situado en la parte inferior. Cuentan con regulación independiente de la temperatura para cada uno de los espacios.
  • Side by Side o americanos: el ancho suele ser mayor, por lo que a la hora de optar por la compra de uno de estos modelos, se debe tener especialmente en cuenta el ancho y la profundidad que tenemos disponible en la cocina. Las zonas de refrigeración y congelación se encuentran uno al lado del otro.
  • Conjuntos Side by Side: formados por dos aparatos, un frigorífico de 1 puerta y 1 congelador vertical completamente independientes el uno del otro.
  • Tres puertas: Este tipo de frigoríficos tienen el congelador de gran tamaño en la parte de abajo, y en la parte superior el refrigerador tiene dos compartimentos ubicados uno al lado de otro con puertas separadas.

Según los sistemas de refrigeración

  • Cíclicos: nos permite mantener los alimentos frescos durante más tiempo, aunque se debe descongelar de forma manual periódicamente la zona del congelador para evitar la acumulación de hielo.
  • No Frost: evita la humedad en el interior del aparato, ahorrando de esta manera el proceso de descongelación del aparato.
  • Mixtos: utilizan la tecnología No Frost para el congelador y Cíclica para el refrigerador.

Según el tipo de instalación

Existen los modelos de libre instalación en los que solo será necesario conectarlos a la red (pueden ser también «paneables» adaptando las puertas a la decoración del mobiliario de la cocina) y de integración, que se adaptan e integran completamente en el propio mobiliario semejando un mueble más.

Para una información más completa y para conocer los modelos que tienes a tu alcance, te recomendamos que vengas a una tienda Expert, donde un experto te atenderá de manera personalizada. Forma parte de nuestra iniciativa Eco Reto 18,4 y sigue nuestros consejos para ahorrar energía y dinero.