Expert
0
Todavía no hay productos en tu cesta

3 pasos para limpiar tu Campana Extractora

ALT+limpiarcampana.jpg

La campana extractora hace que el aire de nuestras cocinas quede libre de olores, partículas de grasa flotantes y humos, lo que hace que el mantenimiento e higiene de este electrodoméstico sea de vital importancia. Esta función y la frecuencia de su uso hace que se ensucie con gran facilidad y que acumule grasa en zonas de su interior de difícil acceso. En Expert te vamos a indicar los pasos a seguir para su limpieza.

Lo recomendable es que cada vez que acabes de cocinar, pases un paño por la campana para limpiar la suciedad superficial y evitar acumulación. La limpieza a fondo deberás hacerla cada dos meses aproximadamente.

Si tu campana es de recirculación, el proceso de limpieza del interior y el exterior es el mismo, pero varía en los filtros. La característica principal de este tipo de campanas es que no tiene salida de humos al exterior, lo que hace es filtrar el aire absorbido y devolverlo limpio a nuestra cocina. Para ello cuentan con filtros antigrasa de carbón activo. La vida de estos filtros depende de cada fabricante y deberás cambiarlos cuando ellos te indiquen.

Vamos a dividir el proceso de limpieza en tres partes:

1. Limpieza de los filtros

Lo primero que deberás hacer es desmontar los filtros. Cada fabricante y modelo son diferentes, así que deberás tener a mano el manual de usuario para no cometer errores. Una vez los hayas extraído, tendrás dos opciones, meterlos en un barreño con agua caliente, bicarbonato y un poco de vinagre (o zumo de limón) o utilizar agua caliente y desengrasante. Déjalos en remojo unos minutos hasta que veas que la grasa se reblandece. Transcurrido el tiempo, puedes utilizar una bayeta húmeda, un cepillo de dientes o un estropajo suave (nunca de aluminio) para desincrustar la suciedad. También deberás tener en cuenta que hay filtros que se pueden lavar en lavavajillas, si este es el caso te recomendamos que los pongas en remojo antes de lavarlos en el lavavajillas para que la grasa se ablande.


2. Limpieza del interior

Esta será la parte más costosa del proceso. El interior de la campana es la zona donde más fácilmente se acumulan grasas y tenemos el riesgo de que aparezcan bacterias y gérmenes. Es por ello por lo que debemos asegurarnos de que quede bien limpio. En este caso, también tienes dos opciones: rocía el interior de la campana con el producto desengrasante y deja actuar el tiempo que te indiquen en la etiqueta. Después ayúdate de una bayeta o una esponja para retirar la suciedad. Si ves que todavía quedan restos, podrás repetir esta operación tantas veces como sea necesario. Otra opción es llenar dos cacerolas de agua con bicarbonato de sodio o vinagre blanco y ponlas al fuego. Cuando el agua comience a hervir enciende la campana. El vapor será absorbido por la campana y hará que la grasa se disuelva poco a poco. Para que este método funcione, deberás mantener las cacerolas al fuego al menos 1 hora, así que recuerda estar pendiente de rellenarlas para que no se sequen y se quemen. Cuando veas que la grasa empieza a caer, retira las cacerolas, apaga los fuegos y cúbrelos con papel absorbente para que no se manchen. Ayúdate de una bayeta para retirar la suciedad del interior. Si ves que queda algún resto incrustado, puedes preparar una pasta de bicarbonato con un poco de agua y frotarlo con una bayeta, esponja o cepillo. Por último, pasa una bayeta limpia humedecida con agua o vinagre blanco para asegurarte de que no queda ningún resto.

3. Limpieza exterior

Una vez terminada la limpieza del interior, llegamos a la parte final del proceso. Lo primero que tenemos que hacer para limpiar nuestra campana por fuera es desenchufarla para asegurarnos de que no sufriremos cortocircuitos o calambres. Y lo segundo es saber de qué material está hecha ya que de ello dependerá lo que debamos utilizar.

Si la campana es de acero inoxidable, es recomendable utilizar un producto específico para ello y seguir las instrucciones del fabricante. Pero recuerda que siempre deberás limpiar con la bayeta en la misma dirección para evitar ralladuras y conseguir un aspecto brillante. Si es de cristal usa una bayeta y limpiacristales. Para no dañar la superficie, evita usar rascador. Si es de plástico o aluminio tienes varias opciones, puedes usar limpiacristales, agua con jabón o agua con un poco de bicarbonato. Pasa la bayeta o esponja por la superficie y sécalo después con un papel de cocina. Presta especial atención a los mandos o la pantalla si la tuviese y no utilices ningún líquido. Deberás limpiarlos con un paño seco para no dañarlos.



Por último, coloca los filtros limpios y... ¡Ya tienes tu campana lista!

Si estás pensando en cambiar de campana y tienes dudas  de cuál elegir, acércate a tu tienda Expert más próxima y te ayudaremos a elegirla.


¡¡¡Te esperamos!!!



Expert

Somos expertos en electrodomésticos, informática y telefonía desde hace más de 30 años. Contamos con más de 350 tiendas en todo el territorio nacional. Nuestra especialización y profesionalidad aportan un servicio de calidad a los consumidores.


Apúntate a nuestra newsletter

Déjanos tus datos y te enviaremos información sobre nuestras ofertas y promociones.

Si quieres darte de baja haz click aquí

Expert
  • Visa
  • Master Card
  • Visa electron
  • Paypal

© Copyright 2021. Expert 2021 . Todos los derechos reservados.